¿Puedo compartir mis juguetes sexuales?

Muchas parejas se preguntan si compartir sus juguetes sexuales es algo correcto o no.

La realidad es que existen muchas opiniones profesionales al respecto, pero todas están de acuerdo en que las parejas sexuales que comparten suelen tener una mayor incidencia en infecciones vaginales en comparación con las parejas que no lo hacen. En particular, estas infecciones suelen ser de carácter bacteriano y sobre todo fúngico.

Este panorama cambia cuando se trata de parejas sexuales exclusivas pues en ellas no existe razón que aumente el riesgo de una infección, siempre y cuando tu pareja y tú mantengan la exclusividad sexual y la higiene. Sin embargo, este factor es completamente dependiente del tipo de relación que tengas con tu/s parejas sexuales.

Y es que, aunque algunos estudios demuestran que no existe diferencias significativas entre limpiar o no los juguetes sexuales entre usos, siempre es recomendable hacerlo constantemente. Claro que, al compartir el juguete durante el sexo, parar para limpiarlo puede distraerte del momento o enfriar el ambiente. Por lo que, si aún lo quieres hacer, el uso de métodos de barrera como condones y diques dentales, acompañado de una limpieza a fondo después de usarlos pude ser de utilidad para mantener la higiene mientras el sexo mantiene su inercia. Recuerda que el uso de condones de látex comunes no es recomendable para el contacto directo con algunos juguetes. Si quieres saber el uso y la limpieza adecuado puedes leer nuestro blog al respecto aquí.

Como mencionamos al principio de este artículo, cuando se trata de compartir juguetes sexuales existe un riesgo de infección bacteriana y fúngica. Sin embargo, algunos estudios concluyen en que no hay riesgo elevado de contagio para ETS virales como herpes o VIH, pero, si existe la posibilidad del contagio del VPH pues se ha encontrado que este puede permanecer en la superficie del juguete hasta 24 horas después de su uso.

Al final del día, sabemos que lo que hagamos en la intimidad y consenso con nuestra pareja sexual es responsabilidad de nosotros, cuando esta pareja tiene exclusividad sexual es incluso posible tomar decisiones más aventuradas con nuestras prácticas sexuales, siempre y cuando estas sean tomadas en consenso, de manera informada y con consideración hacia nuestra pareja.

Categorías: Blog

0 Comentarios

Deja un comentario

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *